martes, 5 de abril de 2011

Carnap y la crítica a toda metafísica.

El círculo de Viena
Rudolf Carnap es considerado como el representante más destacado del circulo de Viena. Es autor de la fundamentación lógica de la física, se utiliza la palabra positivismo o neopositivismo para designar la totalidad de la tradición analítica, cuando no se referirse a cualquier autor con sensibilidad hacia los temas relacionados con la ciencia o el lenguaje.
La filosofía analítica o tradición analítica se denomina al conjunto de subgrupos o corrientes que van de March y Avenarius ( son empiristas  de la primera generación de físicos y filósofos.
El círculo de Viena se gestó en la década de 1920-1930 en torno a Moritz Schlick siendo sus principales componentes Neurath, Feigl, Frnk, Menger, Gödel.
Bases del neopositivismo lógico
Las bases teóricas la constituyen las siguientes tesis:
La negación de la metafísica
El rechazo enérgico de la metafísica es el rasgo más característico del filósofo neopositivista, cree que descartar el discurso metafísico es la única forma de contra el nudo gordiano de las polémicas filosóficas tradicionales que en contra de lo que piensan sus defensores, con su venerable antigüedad han demostrado ser tan útiles.
El fisicalismo y la unidad de las ciencias.
Carnap entiende por ciencia una ciencia fiscalista, una ciencia cortada exclusivamente por el patrón metodológico de la física, tomarla como modelo significará asumir una actitud naturalista. Constituyen el modelo de toda cientificidad.
Afirma que las ciencias humanas que concuerden con los de aquellas tendrán a ser desaparecidos.
Clasifica las ciencias como superiores e  inferiores, siendo posible, cumplimiento de los requisitos mediante la circulación de uno a otro grupo.
La verificalidad empírica
Ofrece un doble frente de desarrollo: de un lado, hacia las cuestiones de fundamentación metacientifica y, de otro, hacia los problemas de significatividad de los enunciados.
Cuestiones de fundamentación metafísica
Parece emparentada con el viejo empirismo la idea de las piezas básicas mínimas de nuestro lenguaje son la expresión de ciertos hechos primarios, enunciados se construyeron con operaciones lógicas de conjunto o negación.
Carnap optó por afirmar que los enunciados elementales son registros de experiencias inmediatas del sujeto.
Singificatividad de los enunciados intenta
Intenta responder a esta dificultad nos remite al otro rente a que aludimos, los problemas con la significatividad de los enunciados.
Los neopositivistas lógicos introdujeron el principio de que para que alguien pudiera hablar con sentido se debería poder especificar una manera de verificar empíricamente lo que se está diciendo.
Enunciados analíticos
Las proposiciones de la lógica y de la matemática  siendo esta exclusión absolutamente central en el planteamiento neopositivista, como ha señalado Quineen su célebre trabajo Dos dogmas del empirismo.
Para Quine la línea de separación entre enunciados analíticos (aquellos  en los que no se dice en el predicado otra cosa que lo que en la noción del sujeto era ya verdaderamente pensado según la clásica definición de Kant) y en enunciados sintéticos(aquellos en los que el predicado contienen algo que no era pensado en el sujeto y que por lo tanto aumenta el conocimiento) la línea de separación que era, ella misma, consecuencia de suponer que la verdad de un enunciado es algo analizable en una componente lingüística y una componente física, no se consiste trazar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada